Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

Participa en tu propia entrevista

Fuente ENRIQUE GALLUD JARDIEL
Las compañías valoran a quien se valora. No seas pasivo, plantea tu entrevista de trabajo en pie de igualdad. Con algunas preguntas, puedes marcar las diferencias entre tu y el resto de candidatos. Buscas trabajo, esperas que te llamen para una entrevista, ensayas tus respuestas y te preparas mentalmente para la ocasión con la esperanza de salir airoso del trance y conseguir el empleo que deseas.

Pero quizá te estás olvidando de algo: que no debes aparecer como un ser pasivo. Al término del encuentro lo habitual es que te inviten a hablar: «¿Tiene alguna pregunta? ¿Quiere decirnos algo especial?». No desaproveches esta oportunidad.

Las claves

Razones: La clave consiste en que muchas veces no se lleva el puesto el candidato mejor preparado, sino el más entusiasta. Y una pregunta indica curiosidad, una actitud positivamente inquisitiva, actividad frente a pasividad, etc. Cuanto más te intereses por la empresa, más impresión darás de que vas a estar en ella mucho tiempo, de que tu compromiso es real. Esto puede marcar la diferencia, por ejemplo, entre tú y otros cinco candidatos igualmente cualificados.

Cuanto más te intereses por la empresa, más impresión darás de que vas a estar en ella mucho tiempoLa mentalidad del jefe: Los entrevistadores esperan siempre preguntas sobre cómo te beneficiarás tú del empleo, preguntas del tipo: «¿Qué beneficios tengo?, ¿cuáles son las posibilidades de ascenso?». Se sienten agradablemente sorprendidos por otras cuestiones en las que se vea tu interés por el beneficio de la empresa. Ellos necesitan a alguien, por eso entrevistan al candidato. Tu técnica argumentativa debe convencerlos de que esa persona que necesitan eres tú y nadie más que tú.
 
Ejemplos útiles: Si preguntas cuáles son las principales dificultades de la empresa, puedes ganar puntos sacando el tema de cómo te enfrentaste en el pasado a una situación similar y cómo la resolviste. Si preguntas sobre temas muy específicos de tu área de trabajo, hallarás una manera sutil y elegante de demostrar tu especialización y tus conocimientos sin que parezca que estás presumiendo de ellos en exceso. También conviene preguntar directamente si tienen alguna duda sobre tu capacidad o candidatura al puesto; si te ponen pegas, te están dando la oportunidad de convencerlos de lo contrario.

¿Qué podemos preguntarel al entrevistador?

- ¿Qué esperan ustedes que obtenga en el plazo de seis meses la persona a la que contraten?

- ¿Qué problemas concretos tendría que solucionar?

- ¿Cómo desarrollaron su actividad los que ocuparon el puesto y cuáles fueron sus puntos débiles?

- ¿Qué habría que hacer de forma diferente?

- ¿Cuáles son los objetivos de la compañía a corto y largo plazo?

- ¿Cómo recompensa la compañía a los empleados destacados?

- ¿Cómo valoran la creatividad y la asunción de riesgos? 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres