Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

El directivo como coach o mentor

Fuente Pau Hortal
El proceso de dirección implica entrenar a los subordinados. Lamentablemente, esta práctica no se da por los siguientes motivos:

El directivo posee como principal objetivo conseguir unos buenos resultados y evaluar periódicamente su logro. Esta labor principal le roba tiempo para desempeñar la actividad de entrenar a sus subordinados.
El directivo debe aprender a desarrollar unas actitudes técnicas concretas para desempeñar las tareas de entrenamiento. Este aprendizaje implica más tiempo y esfuerzo para el directivo.
El directivo debe poner en práctica una relación con sus subordinados distinta a la jerarquía. Esta es probablemente la razón última de su frecuente omisión. Evaluar implica juzgar; entrenar implica ayudar a mejorar. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres