Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

Los trabajadores piden a los Reyes Magos un buen ambiente laboral

Fuente Aunque muchos jefes se empeñen en ignorarlo, lo cierto es que para los trabajadores un buen ambiente laboral es mucho más importante que otro tipo de retribuciones o beneficios, incluso que los económicos. Así lo demuestran los diferentes estudios que se han realizado en torno a este tema en los últimos tiempos. El más reciente es una encuesta que la compañía de gestión de recursos humanos Adecco ha realizado a 2.000 trabajadores españoles para averiguar qué le pedirían a su empresa por Navidad.

Patricia Jiménez
Hace apenas unos meses, Cátenon Worldwide Executive Search, firma europea dedicada a la búsqueda global de profesionales, publicó un estudio que situaba el buen ambiente laboral, seguido de la responsabilidad y autonomía en el puesto y del reconocimiento dentro de la empresa, como el factor más valorado por los españoles para permanecer en un trabajo y no buscar otro. De acuerdo con este estudio, la retribución salarial es el cuarto motivo que nos mantiene “fieles” a nuestro puesto.

Otro estudio, realizado a principios de este año conjuntamente por la empresa de trabajo temporal Laborman, la consultora Walker y Newman y la Universidad Carlos III de Madrid, destacó el alto grado de compromiso de los trabajadores de empleo temporal con las empresas que los contratan. En general, “lo que más motiva a los trabajadores son aspectos emocionales (45%), como la relación con el jefe y los compañeros. Sin embargo, las empresas creen, aunque de forma errónea, que los trabajadores prefieren las posibilidades de desarrollo (41%) y las condiciones laborales, como sueldo u horario (32%). Y posicionan en último lugar los factores emocionales, en un 27%”, afirma Pilar Jericó, socia de la consultora Walter y Newman y directora del estudio.

De este estudio se concluye que “la empresa española desconoce profundamente la motivación de los trabajadores de empleo temporal”. “El nivel de compromiso de los trabajadores aumenta cuando pueden trabajar en equipo y  el ambiente de trabajo es amigable”, afirma Pilar Jericó. El ambiente de trabajo es incluso más valorado por los trabajadores de empleo temporal que la retribución o la estabilidad en el empleo.

Como los trabajadores se comprometen más por aspectos emocionales de lo que las empresas son conscientes, el estudio de Laborman plantea que, en la medida que se refuerce el ambiente de trabajo, el trabajo en equipo y la dirección de jefe, se conseguirá incrementar los índices de productividad de los profesionales de empleo temporal.

Los deseos de los trabajadores

Aprovechando unas fechas en las que todos nos planteamos cómo mejorar diferentes aspectos de nuestra vida, Adecco ha querido averiguar cuáles serían las condiciones de trabajo ideales para este nuevo año según los profesionales españoles. Así, preguntó a los encuestados su valoración sobre factores meramente materiales, como la retribución y beneficios sociales, pero también sobre aspectos como el clima laboral, principal vector de fidelización y compromiso; la conciliación personal y laboral, preocupación diaria de todos los trabajadores; e incluso la ética empresarial, factor ejemplarizante y de confianza para los empleados.

En cuanto a los valores tangibles, es indudable que a nadie le viene mal un aumento de sueldo para empezar el año, pero un incremento puntual puede no ser satisfactorio a la larga. De hecho, un 38% de los 2.000 encuestados preferiría firmar para este nuevo año una revisión periódica de su sueldo, frente al 39,6% que apostaría por asegurarse una subida de sueldo en este mismo periodo, sin cerrar un acuerdo de revisión periódica con su jefe. Mientras, un 10,1% de los trabajadores preferiría un sueldo variable en función de los beneficios de la empresa y un 12,3% optaría mejor por depender de sí mismo y tener un sueldo por objetivos.

Sin embargo, de las respuestas de los encuestados se desprende que el sueldo no es el único factor de motivación a la hora de mejorar sus condiciones laborales en su empresa. Así, de todas las prestaciones intangibles y beneficios sociales expuestos en la encuesta, la formación es lo más valorado por el 90% de los encuestados, seguida por el seguro médico ofrecido por la empresa (77%) y las ayudas económicas para la educación de los hijos y el plan de pensiones, con un 71% y un 70% respectivamente.

El cheque-comida es importante o muy importante para el 68% de los encuestados y la guardería para el 64%, el comedor de empresa (54%), el móvil (51%) y el coche de empresa (47%) son otros beneficios valorados positivamente por los trabajadores. Por el contrario, hay otras prestaciones que les resultan prácticamente indiferentes a los encuestados, como el gimnasio, la tarjeta de crédito y los descuentos especiales a empleados en ocio, cultura y consumo.

 
Conciliación y buen clima, la fórmula de la motivación

Dado que el buen clima se erige como el factor principal de fidelización y compromiso, Adecco ha preguntado a los encuestados cuáles son los aspectos que consideran más importantes para conseguir un buen ambiente laboral.

El más importante para el 95% de los trabajadores es el reconocimiento de los superiores, junto con el compañerismo, valorado también como muy importante e importante por el 94%. Desde un punto de vista material, aproximadamente el 90% de los encuestados valora como muy importante los recursos necesarios para desarrollar el trabajo y las condiciones en el puesto de trabajo.

Por último, la posibilidad de conciliar la vida personal y laboral es una de las reivindicaciones más habituales por parte de los trabajadores. Más de la mitad de los encuestados preferiría  una jornada intensiva frente al 37% que elegiría un horario flexible de entrada y salida y el 5% que optaría por el teletrabajo como la mejor forma de conciliar su vida laboral y personal.

Las promesas para el nuevo año

Una vez hecha la carta a los Reyes Magos, Adecco pidió a los encuestados que se propusieran ellos mismos sus propósitos para con su empresa en el nuevo año. Estas buenas intenciones dejan entrever que los encuestados son menos exigentes consigo mismos que con su empresa, prueba de ello es que ninguna de las conductas a mejorar han sido valoradas como importantes o muy importantes por más de un 80% de los encuestados, mientras que, como se ha visto anteriormente, muchas de las mejoras propuestas para las empresas eran calificadas como muy importantes por los trabajadores.
Los buenos propósitos de los encuestados  pasan por ser mejor compañero (78%), saber  reconocer los errores (77%), planificar el trabajo (75%) y tomar la iniciativa (71%). Por el contrario, las conductas valoradas como nada importantes por un mayor porcentaje de trabajadores han sido la humildad, calificada así por un 9,4% de los encuestados, frente al 55,3% que lo considera importante; ser menos negativo, sin relevancia para el 8,4%; mirar más por la empresa, un aspecto indiferente para un 7,8%; y la puntualidad, algo que no cree que deba de cambiar un 7% de los trabajadores, frente al 60% que admite tener que mejorar. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres