Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

Recolocar a los parados del ladrillo costará 200 millones

Fuente FRANCISCO J. DE PALACIO
• El plan del Gobierno incluye un sistema de formación con contrato garantizado
• Habrá 1.500 orientadores e intermediadores para buscar empleos

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, informará hoy al resto del Gobierno sobre el plan de choque para recolocar a los parados de la construcción, sector que se ha visto afectado por la desaceleración del sector inmobiliario residencial. En el borrador de decreto explica que será necesario un gasto de entre 200 y 300 millones para poner en marcha la iniciativa.
El Consejo de Ministros no aprobará aún ninguna medida porque prefiere esperar a saber quién ganará las elecciones y quiere establecer un diálogo más extenso con agentes sociales y autonomías. De cualquier manera, no será necesario ninguna reforma legislativa sino la reactivación de algunos servicios que hoy no se llevan a cabo en las oficinas públicas de colocación y la aportación de los fondos necesarios para ponerlos en marcha.
Aunque el plan se enmarca dentro de las políticas activas de empleo existentes destacan dos nuevas medidas donde pivotan el resto de actuaciones. Una será la contratación de 1.500 orientadores que deberán ayudar a encontrar un nuevo puesto de trabajo a estos parados. La otra se refiere a los planes de formación con garantía de inserción laboral.

AUTONOMÍAS
El plan contempla la distribución de estos fondos finalistas entre las comunidades autónomas que serán las que seleccionen a estos orientadores. No se limitarán a aconsejar al parado de la construcción un itinerario de empleabilidad sino que actuarán de intermediarios en su colocación y deberán ayudar en sus autonomías en la búsqueda de ofertas de empleo.
Trabajo ya ha hecho una primera prospección de posibles puestos de trabajo con algunas organizaciones empresariales y ha encontrado algunas vacantes que van desde vigilantes jurados en el sector servicios hasta mecánicos en el sector industrial.
Pero el problema es que estos desempleados necesitarán un reciclaje a través de programas de formación específica para cada puesto de trabajo. Este es el reto que tienen los servicios públicos de empleo para lograr el trasvase de trabajadores del sector de la construcción a otras actividades. Por eso, el plan permite a las oficinas de colocación de cada autonomía financiar planes de formación en las empresas que reclaman mano de obra. A cambio, la compañía se deberá comprometer a contratar un porcentaje mínimo (alrededor del 60%) de los parados que hayan aprobado los cursos.

AYUDAS PARA LA VIVIENDA
También subvenciona el alquiler de vivienda, la guardería, el transporte y la mudanza a los parados que acepten trasladarse de población para aceptar una oferta.
Los agentes sociales son receptivos ante el proyecto ya que se trata de medidas ya pactadas en la reforma laboral. Pero desearían negociar una mejora de las políticas activas y de los servicios de colocación.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres