Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

Las pymes españolas son las que más reducen sus previsiones en Europa

Las pymes españolas son las que más reducen sus previsiones en Europa Fuente María Jesús Rubio.
Los resultados del barómetro Eurofactor 2008 de confianza empresarial refleja que Francia, con un 11 por ciento y España con un 13 son los países que menos confían en el crecimiento de aquí a un año. El caso de España es muy notable, porque son las empresas en que más se ha caído su confianza, nada menos que 11 puntos desde el 24 por ciento del pasado año. Pasamos de ser los más optimistas a los segundos más pesimistas. También se produce un desplome en las previsiones de rentabilidad.

Las pequeñas y medianas empresas juegan un papel clave en la economía española, ya que concentran el 90 por ciento del empleo. En un contexto de desaceleración económica y caída de la confianza de los consumidores, las pymes también se contagian de pesimismo. Según el último Eurofactor, elaborado por Crédit Agricole y la revista francesa "Expansion", las pymes españolas son, de toda Europa, las que más empeoran sus expectativas del año pasado a este.

Así, si en la anterior edición un 24 por ciento de las pequeñas y medianas empresas confiaba en mejorar en volumen, rentabilidad e inversión, en la de 2008 ese porcentaje cae 11 puntos, hasta el 13 por ciento. Pasamos así de ser los más optimistas a los segundos por la cola, sólo por delante de Francia. Eurofactor Hispania, filial Crédit Agricole, ha presentado en Madrid los resultados del barómetro Eurofactor 2008 de confianza empresarial, realizado entre empresas de 6 a 500 empleados de Portugal, Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Italia y España.

"servicios y transportes, los más pesimistas"
El director general de Eurofactor Hispania, Josep Sellés, ha comentado que parte de la explicación de este fenómeno se encuentra "en el cáracter de los españoles porque nos animamos muy fácilmente pero también nos desmotivamos del mismo modo". Sellés ha añadido que "es verdad que los datos de los años anteriores eran mejores que los de este ejercicio pero las cifras de este año, pero no eran tan buenos para esos resultados y los de este año no son tan malos como para el pesimismo actual". "El sector servicios y de transportes son los más pesimistas", según ha señalado el director general de Eurofactor Hispania. Otra razón del pesimismo actual de las pymes españolas, sobre todo de las pequeñas empresas, radica en que estas "tienen menos información que las grandes compañías, y en la gran mayoría el accionariado es también trabajador de las mismas", por lo que "están más expuestas a los nuevos competidores y a los ciclos mundiales de la economía", sentencia Sellés.

Respecto a la situación que prevén para sus plantillas, un 27 por ciento de las pymes españolas esperan aumentar su número de empleados, al igual que el año anterior. Sin embargo, el número de compañías que consideran que reducirán sus plantillas ha aumentado en 5 puntos pasando del 7 por ciento que lo consideraban el pasado año al 12 de este. El 61 por ciento restante espera mantener el número de sus empleados.

Desplome en rentabilidad
En cuanto a previsiones de crecimiento España abandona este año el primer lugar, ya que para 2008 sólo el 39% de nuestras pymes espera aumentar su rentabilidad, frente al 68 por ciento registrado el año pasado. Respecto a la inversión, un 60% de las pymes españolas preve mantener sus inversiones y el 41 por ciento lo hara en bienes de equipo. Para Josep Sellés, director general de Eurofactor Hispania, considera que "este es un buen dato porque se mantiene en el mismo nivel que el año anterior y además la citada inversión mejorara uno de los grandes problemas de las empresas españolas es su baja productividad y competitividad por ello si mejora los bienes de equipo estos factores también podran mejorar".

El barómetro Eurofactor 2008 también refleja que las pymes europeas van a tener necesidad de financiación a corto plazo este año, especialmente las españolas, ya que el 27 por ciento de las encuestadas reconocen que aumentará su demanda. Les siguen las belgan con un 24 y las francesas con un 22 por ciento. En cuanto a los plazos de cobro y deudas impagadas, España es el país que más ha reducido el plazo medio de pago, que ha pasado de 81 a 73 días, puesto que los días de demora han pasado de 18 a 12 del pasado año a éste. Otro dato reseñable del estudio, consiste en que la exposición de las pymes españolas al riesgo de impagos ha ido incrementandose desde 2004 cuando se situaba en un 63 por ciento hasta el 75 por ciento de 2007. Este fenómeno también lo padece Portugal (con un 67 por ciento hace cuatro años a 81 por ciento el pasado año) y Alemania donde sólo se ha aumentado un punto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres