Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

Los titulados españoles no cotizan en Europa

Fuente Tamara Vázquez
Cinco años después de graduarse, el salario medio de los titulados españoles ronda los 1.414 euros brutos al mes. Este dato los sitúa entre los peor pagados de Europa, donde la retribución media de los jóvenes licenciados gira en torno a los 2.011 euros mensuales.

Los titulados españoles tienen el dudoso honor de ser los profesionales peor pagados de la Unión Europea, sólo superados por sus homólogos checos. En concreto, mientras que en Europa los graduados con cinco años de experiencia cobran una media de 2.011 euros brutos al mes, los licenciados españoles reciben un salario de tan sólo 1.414 euros. En el otro extremo, Alemania y Suecia se sitúan entre los países donde mejor se paga a los titulados, que ganan en torno a los 2.692 y 2.638 euros mensuales brutos, respectivamente.

Así lo ha puesto de manifiesto la última edición del estudio El profesional flexible en la Sociedad del Conocimiento -más conocido como Proyecto Reflex- una iniciativa incluida en el sexto Programa Marco de la Unión Europea que analiza la inserción laboral de los egresados de Italia, Francia, Austria, Alemania, Noruega, Países Bajos, República Checa, Estonia, España, Bélgica, Suiza, Reino Unido y Finlandia.

El análisis, cuya sección española ha sido coordinada por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad (Aneca) y la Universidad Politécnica de Valencia, revela que no todos los titulados españoles corren la misma suerte en materia retributiva, sino que su salario está determinado por la carrera que estudiaron y por su sexo.


Los salarios en España
La rama de las Enseñanzas Técnicas -que engloba todas las ingenierías- es la que concentra los sueldos más altos. Así, el salario bruto de un ingeniero superior con cinco años de experiencia puede alcanzar los 1.877 euros mensuales (en el caso de los hombres) y el del ingeniero técnico, los 1.595 euros.

Por su parte, las mujeres diplomadas en una carrera del área de Ciencias Sociales -como Turismo o Trabajo Social- obtienen una retribución media de 1.121 euros al mes (270 menos que sus compañeros de clase), lo que las sitúa entre los titulados peor retribuidos de España.

Entre ambos extremos, se instalan el resto de áreas del conocimiento. Por ejemplo, los hombres licenciados en Medicina o Farmacia con cinco años de experiencia cobran una media de 1.576 euros brutos al mes (76 más que las mujeres); los licenciados en Administración y Dirección de Empresas ganan alrededor de 1.568 euros (frente a los 1.499 de las féminas); los graduados en Derecho, unos 1.458 euros (ellas, 1.399); los titulados en Ciencias Físicas o Matemáticas, 1.371 (66 más que sus compañeras); los que estudiaron Pedagogía o Magisterio, unos 1.250 (ellas apenas llegan a 1.200); y los egresados en Bellas Artes o Historia, 1.236 euros (seis euros más).

En cualquier caso, el Proyecto Reflex señala que el sueldo medio de todos los titulados españoles ha evolucionado significativamente desde que abandonaron las aulas. Entonces su salario mensual era de sólo 762 euros brutos y la diferencia entre hombres y mujeres rondaba ya los 100 euros.

Poco satisfechos
La investigación también indaga en el cumplimiento de las expectativas laborales de los graduados. En este sentido, los españoles se muestran poco satisfechos cuando se les pregunta por su puesto de trabajo. Observan carencias en lo que se refiere a la estabilidad laboral que les ofrece su empleo, la disponibilidad de tiempo libre, las perspectivas profesionales del mercado y el nivel de ingresos.

Estos obstáculos favorecen que los universitarios españoles sean -junto con los italianos- los europeos que tardan más tiempo en independizarse. Según el estudio de la Aneca, cinco años después de saltar al mercado laboral, casi el 40% de los titulados continúa viviendo con sus padres.

Los idiomas, el 'talón de Aquiles' de los españoles
Los titulados se muestran muy optimistas cuando evalúan su nivel de competencias profesionales. De acuerdo con el estudio elaborado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), los graduados con cinco años de experiencia consideran que su trabajo actual requiere menos habilidades profesionales que las que poseen. En concreto, el análisis revela que los licenciados en el año 2002 tienen hoy en día una gran capacidad para trabajar en equipo y adquirir rápidamente nuevos conocimientos. También, que tienen habilidad para utilizar el tiempo de manera efectiva, manejar herramientas informáticas, redactar documentos y hacerse entender, aunque deben mejorar en este último punto, según la opinión de sus empleadores.

Sin embargo, el informe vuelve a poner de manifiesto el hándicap que encuentran los graduados españoles para comunicarse en un idioma extranjero. Aunque el empleo que tienen en la actualidad no requiere un alto nivel de idiomas -en concreto, de inglés-, los jóvenes reconocen que éste es su principal déficit competencial. Pero no son los únicos que suspenden en esta materia. Los licenciados encuestados en el resto de Europa también critican la falta de conocimientos en idiomas que adquirieron durante su etapa universitaria.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres