Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

La brecha salarial entre directivos y trabajadores se ha multiplicado al menos por 10 en los últimos 20 años

Fuente PASCUAL GARCIA
Las retribuciones de los altos ejecutivos de las grandes empresas equivaldrían a 45 veces el sueldo medio. Según un estudio de CCOO, jóvenes, mujeres e inmigrantes suman el 80% de los salarios bajos.

La brecha entre las retribuciones de los altos ejecutivos y los salarios de los trabajadores de las empresas se ha multiplicado por más de 10 en los últimos 20 años. Esta es una de las conclusiones de un exhaustivo trabajo de la Fundación Sindical de Estudios (CCOO de Madrid), en el que se alerta de que colectivos como jóvenes, mujeres e inmigrantes perciben salarios sustancialmente inferiores a la media.

El estudio subraya que, según los datos aportados por las propias empresas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la retribución de los consejeros de administración creció en 2006 un 30,9%, hasta los 250 millones. Además, los consejeros ejecutivos se repartieron tres cuartas partes del total -168,8 millones-, los consejeros dominicales (representantes de los principales accionistas), 23 millones; los independientes percibieron 27 millones y otros consejeros externos facturaron un total de 11,7 millones de euros.

El informe elaborado por CCOO subraya que los altos directivos que no son miembros de los consejos (449) cobraron otros 295 millones, lo que supone una media de 658.000 euros por barba. «Si se tiene en cuenta tanto a consejeros ejecutivos como a altos directivos, una élite de unos 541 miembros que formarían las cúpulas de las grandes empresas (92 ejecutivos y 449 altos directivos, con una proporción de una mujer por cada 20 hombres), la retribución total fue de 482 millones de euros, con un sueldo medio de 891.000 euros y un crecimiento del 27% respecto al año anterior. A partir de estas cifras», subraya el informe de CCOO, la retribución de los altos ejecutivos de las grandes empresas equivaldría a «45 veces el salario medio anual en España».

Contando con el conjunto de las 120 empresas que cotizan en el mercado contínuo, «los miembros de los consejos de administración cobraron 402,6 millones en 2006, lo que significó una subida del 28% y representa un 0,7% del resultado de las empresas».

«En total», se precisa, «unos 1.343 consejeros cobraron una media de 300.000 euros. El sueldo medio de un consejero ejecutivo de una empresa del Ibex supera los dos millones de euros, mientras que el salario de un consejero independiente de una empresa del mercado contínuo está en unos 60.000 euros. De esta manera», concluye el informe de CCOO, «la cantidad absorbida por la cúpula de las empresas cotizadas es de unos 800 millones de euros, de los que casi 700 van a parar a los consejeros y directivos con tareas ejecutivas».

Los autores del estudio estiman que el fenómeno de la creciente precariedad en el mercado de trabajo, que impone menores niveles salariales, «se une al aumento de la brecha salarial que se viene produciendo en el interior de las empresas entre trabajadores y cuadros directivos. Así», concluye el trabajo, «si hace 20 años la diferencia salarial entre máximos directivos y puestos con menores salarios era de 10 o 20 veces superior, hoy aumenta hasta 100 o 200 veces, sin incluir salarios en especie, pólizas de seguro, fondos de pensiones, etcétera.

En el otro lado de la balanza, el trabajo de la Fundación Sindical de Estudios describe la situación de los nuevos empleos creados con salarios bajos, que, se subraya, son ocupados mayoritariamente por mujeres, jóvenes e inmigrantes. «Estos tres colectivos», precisa el documento al que ha tenido acceso este diario, «suman el 80% de los bajos salarios (esto es, los que no alcanzan el 60% del salario medio).

Según CCOO, en el caso de las mujeres la remuneración es un 30,8% menos que en el caso de los varones. A su vez, los inmigrantes, que se han ocupado mayoritariamente en la construcción, tienen en este sector sueldos que pueden llegar a un 45% menos que la media. «En el caso de los jóvenes», se precisa, «la diferencia es un tercio inferior a la media».

El estudio presenta también una «brecha dentro del propio colectivo de los asalariados, en la que jóvenes, mujeres e inmigrantes salen notablemente perjudicados. Además, se precisa, tampoco es cierto que para estos tres grupos el salario medio se sitúe en los 1.000 euros».

La Fundación pone como ejemplo la situación de la Comunidad de Madrid, donde un 55,65% de las trabajadoras tenía salarios mensuales inferiores a los 1.081 euros en 2006. Un 75% de este colectivo estaba por debajo de los 811 euros.

«En el caso de los jóvenes menores de 25 años, con datos de 2006 para el conjunto de España, sólo un 11,41% tenía un salario mensual por encima de 1.000 euros, y del 85% restante que cobraba por debajo de esa cantidad, un 37% tenía salarios inferiores a 270 euros mensuales».

El exhaustivo trabajo subraya también, tomando de nuevo como referencia a la Comunidad de Madrid, que mientras el salario medio en este territorio se sitúa en los 2.000 euros, una cuarta parte de los asalariados madrileños (25,1%) cobran entre 540 y 1.081 euros, proporción que, según datos de la Agencia Tributaria, representa a 771.662 personas. Otro 22,9% de asalariados madrileños (704.108) cobran por debajo, incluso, del salario mínimo. «Esto supone», concluye CCOO, que un 48% de los trabajadores madrileños cobran menos de 1.000 euros, esto es, casi 1,5 millones de trabajadores.

Empleo y beneficios

El trabajo de la Fundación alude en este punto a la última memoria publicada por el Consejo Económico y Social (CES), en el que se subraya que la causa de que la retribución del trabajo crezca menos que la media de la economía (3,4% en 2006), mientras que los beneficios empresariales lo hagan por encima (26,6% para las sociedades que cotizan en Bolsa) no se encuentra en los salarios negociados por convenio, sino en los que están fuera de este marco y que correponden a nuevos empleos de baja cualificación.

Estos últimos estarían ocupados por inmigrantes, jóvenes y mujeres y en los sectores de la construcción y los servicios, por lo que se estaría produciendo una «creciente dualización del mercado de trabajo».

Otro estudio, realizado en este caso desde la cátedra de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra subraya, a su vez, que las rentas del capital están subiendo mucho más deprisa que las del trabajo y, fundamentalmente, a costa de estas. «Los beneficios empresariales», se sostiene, «se han basado en su mayoría en la moderación o el estancamiento salarial... Si se mira en qué grupos empresariales han crecido más los beneficios, se ve que no son aquéllos que crean más empleo. Por ejemplo, la banca ha sido uno de los sectores empresariales con mayores beneficios y, en cambio, no está creando empleo. Así, el Banco Santander, que obtuvo 26.000 millones de euros en el periodo 1999-2006, perdió 12.000 empleos en esos años».

Por su parte, un 76% de los empleos creados en la construcción en los últimos años se sitúan muy por debajo del salario medio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres