Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

El paro registra en 2007 el mayor aumento en cinco años. La mitad de los nuevos desempleados procede de la construcción

Fuente L. ABELLÁN 
La legislatura del empleo, como la ha denominado el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, va a tener un final algo deslucido. El paro, a la baja en la mayor parte de este periodo, culminó 2007 con la mayor alza anual registrada en diciembre desde 2002. Son 106.674 desempleados nuevos registrados en los servicios públicos de empleo durante los últimos 12 meses. El paro no ha dejado de aumentar desde mediados de año, una tendencia que ha consolidado a final de año una marca superior a los dos millones de personas en busca de una ocupación.

Las familias deberán pagar 992 euros más al año por el alza de los productos básicos

Un 40% de los nuevos parados en el último año son extranjeros
Los datos del Ministerio de Trabajo reflejan el cambio de ciclo que está atravesando la economía española. La mitad de los nuevos parados se ubica en el sector servicios, el que más empleo genera, y la otra mitad en la construcción, el principal motor de los nuevos puestos en los últimos años. Si se observa el salto respecto a noviembre, la construcción es la responsable de casi todos los nuevos parados. Consumo y construcción han sido los pilares en los que se ha asentado la economía en los últimos años y la pérdida de vigor de ambos se refleja en el empleo.

Las actividades ligadas al ladrillo son las que han registrado el mayor aumento anual del paro (19,89%). Y la industria despunta como el único sector productivo en el que hay menos desempleados que hace un año. Éste es el cambio por el que han venido clamando casi todos los expertos, aunque sus efectos pueden lastrar el crecimiento económico más de lo esperado.

Aunque los datos de los servicios de empleo no constituyen el mejor termómetro del mercado laboral español, sí ofrecen un diagnóstico claro de las nuevas tendencias. Habrá que esperar a la encuesta de población activa (EPA), homologable con el resto de Europa, para constatar ese enfriamiento del mercado de trabajo. El dato del año completo se conocerá el próximo día 25.

La evolución reciente del mercado laboral también contribuye a recomponer otro desequilibrio. La brecha que aún existe entre el paro masculino y el femenino tiende a estrecharse, pues un 10% más de hombres se han registrado en los servicios de empleo en el último año, frente a sólo un 2% de mujeres nuevas. Esa disparidad está muy vinculada al sector protagonista de la pérdida de vigor del empleo, la construcción, cantera principalmente para hombres. También incide el auge de los servicios sociales en los últimos meses, que se nutren en buena medida de mujeres. Con todo, éstas aún representan el 58% de los parados.

Los inmigrantes también se ven afectados por esta desaceleración del mercado. Un 40% de los nuevos parados son extranjeros, fundamentalmente encuadrados en labores de construcción y servicios. Hay que tener en cuenta, no obstante, que parte de quienes se registran como parados no lo hacen por haber perdido su empleo, sino como una primera aproximación al mercado laboral. Así ocurre con muchos inmigrantes recién llegados y también con españoles que se disponen por primera vez a buscar empleo.

Al crecimiento del paro se le suma una caída de los contratos. Tras el récord logrado en 2006, diciembre culmina con una caída del 9% en todos los contratos, en especial los fijos, que descienden un 42%. La reforma laboral aplicada a mediados del año pasado disparó la contratación estable y redujo la temporal, lo que ensombrece la comparación ahora.

Las mejores cifras proceden de la Seguridad Social. Los afiliados siguen creciendo, aunque con menos fuerza que en los años anteriores. El sistema ganó 564.387 nuevos afiliados de media en el último ejercicio, algo más de un tercio en servicios sociales. La cuota de extranjeros se ha estabilizado en el 8,61%.

Caldera restó dramatismo a los datos de desempleo, que atribuyó al "freno" de la construcción. Pero el Partido Popular arremetió contra el Gobierno, al que acusa de "estar escondido" ante los datos económicos adversos. Comisiones Obreras reclamó un cambio de modelo productivo y UGT consideró las cifras coherentes con la desaceleración económica. La CEOE subrayó que se trata del mayor repunte del paro en cinco años.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres