Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

Un año para capear la desaceleración en Aragón gracias a la Expo.

Fuente Aragón sorteará la ralentización del crecimento económico prevista para el nuevo ejercicio con las obras en Ranillas y el buen ritmo de la industria, según los informes del Gobierno y las patronales.
La industria crecerá un 3,1% en el ejercicio que empieza
 
BEATRIZ ALQUÉZAR. La economía aragonesa empieza un nuevo ejercicio con buen pie y no debe asustarle la desaceleración que va a vivir su entorno, atendiendo a las previsiones del Ejecutivo autonómico y las patronales para el año que mañana comienza. Aragón superará, o al menos retrasará, el bache del cambio de ciclo económico, que los empresarios aragoneses esperan que no se produzca "al menos hasta el año 2010". La Comunidad seguirá por encima de la media en un 2008 de desaceleración en España y en toda la zona euro. La celebración de la Expo en Zaragoza será en buena medida la responsable de que la Comunidad no sucumba al enfriamiento general, como reconocen todos los informes, incluido el del Ejecutivo autonómico. El Producto Interior Bruto (PIB) bajará del 4,27% de 2007 -anunciado con tanto orgullo por el consejero Alberto Larraz hace unas semanas-, pero se estima que quede en un nada despreciable 3,6%, teniendo en cuenta que las previsiones del ministro Pedro Solbes dejan a España en un escueto 3%.

Pese al aterrizaje tan solo "suave" que, según el Gobierno, está sufriendo la construcción, en Aragón seguirá tirando de la economía, en principio, con la vista puesta en el 14 de junio, cuando deben estar concluidas las obras del recinto de Ranillas. La obra pública atravesará su mejor momento, junto a los trabajos en las nuevas superficies comerciales y edificios de oficinas, aunque desde las patronales se reconoce el "notable parón" que vive y vivirá la edificación de viviendas. Pese a todo, el sector sigue a la cabeza del resto de actividades, con una tasa de crecimiento del 6%, dos décimas superior a los servicios (4,1%) y que casi duplica a la industria, que se queda en un 3,1%. Ésta última ha funcionado a pleno ritmo en 2007 con el récord de producción de su principal locomotora, General Motors, que ha logrado sacar de sus líneas de producción casi medio millón de vehículos. En el nuevo ejercicio las previsiones apuntan a que la planta de Figueruelas mantendrá este ritmo, lo que garantiza la buena marcha del centenar de auxiliares del principal sector industrial.

Mientras, la ganadería afronta el reto de salvar la crisis que ha provocado la subida de los precios de los cereales y el petróleo, con movilizaciones en el mes que comienza para reivindicar ayudas.
Temporalidad y paro femenino

El mercado laboral seguirá siendo, en datos globales, motivo de orgullo para el Ejecutivo regional. La Comunidad parte como la tercera con menor tasa de paro en el tercer trimestre (4,9%) y en sus previsiones está que solo suba hasta el 5,2%. Sin embargo, entre las asignaturas pendientes figura la "alta tasa de temporalidad y el elevado índice de paro femenino", según apuntan desde CC. OO. Aragón. A ello se suma la petición de un "empleo de calidad" de UGT-Aragón. Los sindicatos reconocen el balance positivo del crecimiento de la economía regional pero critican la precariedad. La tasa de paro prevista del 5,2% quedará muy por debajo de la que registrará España (7,9%) y la zona Euro (7,1%).

En este sentido, la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) añade a la lista de problemas "la falta de mano de obra especializada" que afecta a la productividad y competitividad de las compañías. Transportes, turismo y logística son algunos de los sectores con más futuro este año y que más personal necesitarán.

La inflación seguirá alta

Los bolsillos de los aragoneses seguirán notando el encarecimiento de la vida, según el Ejecutivo, debido a la tendencia alcista de los precios del petróleo y otras materias primas. La inflación del 4,2% de noviembre ha sido un aviso de lo que puede venir. El transporte y los alimentos costarán más caros. Los primeros incrementos se notarán a partir de mañana en la luz, el gas, el transporte público y el teléfono.

Las hipotecas continuarán en la lista de preocupaciones de los consumidores, con un Euribor que ha escalado hasta el 4,796%. En un año, el índice ha pasado del 3,921% de diciembre de 2006 hasta la tasa actual, que continuaría su avance hasta el 5% en 2008.

Con todo, en sectores como el empresarial la verdadera preocupación sería sumar a esta situación un repunte del paro. Desde la CREA, confían en que se mantenga el ritmo de crecimiento del empleo, al que suman la "salud financiera" de las empresas, principalmente las industriales.

De esta forma, los malos augurios que rodean a un año bisiesto no parece que vayan a surtir efecto en Aragón, aunque será la resaca post Expo la que tenga la última palabra sobre 2008.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres