Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

La contratación indefinida ha crecido casi un 30%

Fuente Casacochecurro
Las medidas adoptadas con el Acuerdo para la Mejora del Crecimiento y del Empleo (AMCE) están propiciando un cambio de tendencia en el mercado de trabajo. Según un informe realizado por UGT, la contratación indefinida ha crecido cerca de un 30% más entre julio de 2006 y septiembre de este año que en el mismo periodo anterior, reduciendo la temporalidad.

29 noviembre 2007 / Casacochecurro.com Todo ello puede permitir consolidar una tendencia favorable hacia la estabilidad del empleo, pero UGT insiste en la necesidad de seguir impulsando la calidad del empleo en todos los ámbitos del Diálogo Social y en la Negociación Colectiva y desarrollar las funciones de participación en el funcionamiento de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para contribuir a mejorar la vigilancia y control sobre la utilización de la contratación temporal.

El informe, que analiza la evolución de la calidad del empleo y la contratación desde la entrada en vigor del AMCE, constata que las medidas tienen un efecto positivo sobre el mercado de trabajo: aumenta la contratación indefinida y se mantiene la reducción de la temporalidad.

En los nueve primeros meses de este año la contratación estable mantiene la tendencia iniciada en julio de 2006, fecha de la entrada en vigor de la ley que contiene las medidas acordadas, y el promedio de contratos indefinidos sobre el total alcanzó un 11,97%, un punto más que en el mismo periodo del año anterior. Además, una vez finalizadas, el 31 de diciembre de 2006, las bonificaciones del plan extraordinario para la conversión de contratos temporales en indefinidos, la contratación indefinida ordinaria ha tomado el relevo, sobre todo en los contratos ordinarios, que han aumentado un 41,6%, con los niveles más altos a partir de enero de este año. Este tipo de contratación llega a alcanzar un peso del 5,3%, aunque la indefinida de fomento pasa al 1,7%.

Desde la entrada en vigor del AMCE, se ha reducido el número de trabajadores temporales, que pasan de los 5,5 millones en el segundo trimestre de 2006 a los 5,3 millones en el tercer trimestre de este año. La contratación indefinida, por otra parte, ha crecido cerca de un 30% más, entre julio de 2006 y septiembre de 2007, que en el mismo periodo del año anterior. La conversión de contratos temporales a indefinidos aumentó un 26,7% y los contratos de fomento de la contratación indefinida crecieron un 15,4%. La contratación temporal sólo aumentó un 0,2%.

La tasa de temporalidad entre el segundo trimestre de 2006 y el tercer trimestre de este año se reduce del 34,4% al 31,9%. El descenso se produce en:
• en mujeres y hombres. En el caso de los hombres baja al 30,9% desde el 32,2% del segundo trimestre de 2006 y en mayor medida entre las mujeres, que pasado el 33,3% al 37,3%. Incluso la diferencia entre las tasas por sexo tiende a reducirse lentamente.
• En los jóvenes. De cada 100 asalariados menores de 20 años, 82 eran temporales, en 2007, el porcentaje ha bajado a 80.
• el sector privado como en el público. En el privado, la tasa de temporalidad ha pasado del 35,8% al 33,2% y en el público del 26,2% al 25,8%, entre 2006 y 2007 (enero a septiembre).
• en todos los sectores, excepto en agricultura y ganadería, minería y educación. Destaca el descenso en la pesca, hostelería, construcción y servicios empresariales.
• en todas las Comunidades Autónomas (excepto en Ceuta). Las regiones con mayor tasa de temporalidad son las que tienen menor renta y más desempleo. La tasa supera el 40% en Andalucía, Extremadura y Murcia. Los valores más bajos, inferiores al 26%, corresponden a Cataluña, Rioja y Madrid.

Sin embargo, no hay que bajar la guardia ante los buenos resultados del AMCE porque persisten los problemas del mercado de trabajo, una temporalidad desmesurada que afecta sobre todo a mujeres y jóvenes.

UGT insiste en continuar impulsando la estabilidad en el empleo y la reducción de la temporalidad en todos los ámbitos de Diálogo Social y negociación colectiva, pero simultáneamente es preciso desarrollar las funciones de participación en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, para contribuir a mejorar la vigilancia y control de la utilización de la contratación temporal. Todo ello en un marco que exige profundizar en el cambio de modelo productivo, dando prioridad a la creación y la calidad el empleo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres