Blogia
Blogempleo, el blog de noticias de empleo

Un personaje de cómic para luchar contra el machismo empresarial

Un personaje de cómic para luchar contra el machismo empresarial

Fuente 

Hiroko Matsukata se ha convertido en el modelo a seguir de miles de mujeres japonesas, que ven en ella un modelo laboral de conducta
 
Hiroko Matsukata encarna el sueño de las mujeres trabajadoras en Japón. Bien educada, fumadora empedernida, malhablada. Así es el personaje de cÓmic que ha llegado a ser la héroe de millones de mujeres japonesas que están luchando para lograr el reconocimiento laboral en un país donde los hombres dominan en los puestos de trabajo. Según explica The Times, a través de sus hazañas, las mujeres han empezado a ver cÓmo, quizás, podrían acabar con décadas de desigualdades de género y hacer borrón y cuenta nueva con la estadística que dice que sólo un 10% de los cargos directivos de compañías japonesas son mujeres.

Para ascender en su vida laboral, Hiroko Matsukata, editora de la revista de noticias Jidai, utiliza un variado repertorio de habilidades que sus fans están rápidamente adaptando a sus vidas. A sus 28 años es dulce cuando lo necesita, pero muestra un corazón de piedra cuando tiene que abroncar a alguien. Ella es incluso capaz de controlar el uso del idioma, saliéndose de la delicadeza que se espera en el discurso tradicional de una mujer japonesa, cuando necesita que sus colegas masculinos la tomen en serio. Pero el arma más poderosa con la que cuenta, es su capacidad para cuando el trabajo se pone duro y su jefe masculino la presiona, encender su 'interruptor psicológico frente a los hombres' y transformarse en un auténtico tsunami de productividad.

"Desde luego, las mujeres necesitan un "interruptor frente a los hombres", dice Moyocco Anno, la creadora del cómic, quien explica que "esto no significa que los hombres sean superiores a las mujeres, pero la gente debe entender mejor las diferencias sobre cómo se comportan los hombres y las mujeres en sus puestos de trabajo y utilizarlo.

Durante décadas la industria japonesa del cómic ha sido una crónica en dibujos de los fracasos y éxitos de los trabajadores. Los dibujos de Anno buscan de forma deliberada desempeñar un papel totalmente diferente. El cómic que rompe los moldes, Hataraki Man, que significa hombre trabajador, desgrana las angustiosas pruebas del día a día de una mujer que trata de equilibrar su desarrollo profesional con los valores tradicionales de la sociedad japonesa. El cómic ha llegado a ser tan popular que ha dado lugar a una serie de dibujos animados para televisión y también a una serie que es emitida en horario de máxima audiencia.

Las aventuras de Hiroko han llegado a ser una pieza básica dentro de los libros más vendidos para las mujeres trabajadoras, enseñando el arte de permanecer femenina durante la lucha por la igualdad y mostrando cómo arreglárselas con jefes agresivos, compañeros de trabajo o socios sin compasión.

Un problema nacional

El propio Gobierno japonés ha explicado que espera que en 2020 el 30% de los directivos y puestos de responsabilidad de las compañías del país estén ocupados por mujeres. Esto requeriría miles de Hirokos de carne y hueso. Pero Anno defiende que su cómic "trata de mucho más que sólo el arte de triunfar en la cultura empresarial japonesa dominada por los hombres". Una de las virtudes tradicionales de Japón es que la gente se toma todo muy en serio. Explica la dibujante que "como esas tradiciones han sido erosionadas, la calidad del trabajo japonés ha sido degradada y necesita un cambio,  y las mujeres están en una posición de privilegio para comandar este cambio.

Las aventuras de Hiroko Matsukata han seducido a las mujeres en una coyuntura crítica: incluso el Gobierno reconoce que algunos de sus problemas demográficos, como el rápido envejecimiento de su población, podrían resolverse sólo redibujando el balance de sexos en las empresas japonesas.

Cerca del 70% de las mujeres deja su trabajo cuando se quedan embarazadas y la mayoría no vuelve a trabajar durante al menos 15 años. De acuerdo con un estudio realizado por Goldman Sachs, la suma de 2,6 millones de mujeres al mercado laboral podría tener un fuerte impacto, incrementando a largo plazo el PIB del actual 1,2% a un 1,5%.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres